Las embarcaciones Aquamar son obra de una empresa italiana relativamente reciente pero con un considerable éxito. Aquamar nació en 1996, con la compra de los astilleros Cantiere Eolo por parte de dos aficionados a la náutica deportiva, Lucio Melita y Luigi Berté y en sólo dos años empezó a ser rentable gracias al exquisito diseño de sus embarcaciones. La ambición de la compañía y su apoyo tecnológico le ha permitido llegar a la construcción de más de 1.000 embarcaciones al año.

Entre la oferta de embarcaciones Aquamar hay tanto barcos de pesca como de recreo. Todas ellas destacan por su línea moderna y compacta, y por el excelente aprovechamiento de los espacios interiores. Entre sus embarcaciones de pesca destacan las líneas Aquacab y Aquafish y Aquatim. Para el turismo náutico la compañía posee diversas embarcaciones, lanchas y cruceros, que se sitúan entre los 14 a los 28 pies.